Leyendas de Sevilla: La Virgen de los Reyes

0
1427
Playasenator Sevilla - Virgen de los Reyes

¿Conoce la leyenda de la Virgen de los Reyes?

El 15 de agosto bien temprano por la mañana, sale en procesión la Virgen de los Reyes, desde la Catedral de Sevilla; pero ¿conocemos la historia de esta imagen tan ligada a la ciudad de Sevilla?

Playasenator Sevilla - Virgen de los ReyesCuenta la leyenda que Fernando III, antes de la toma de Sevilla a los árabes, tuvo en sueños la visión de la Virgen, sentada mientras sostenía a su Hijo en brazos, que le dijo: «Fernando, por tu gran piedad, yo te prometo que habrás de conquistar Sevilla».

Una vez reconquistada la ciudad, encargó a varios escultores que reprodujeran la imagen que él había visto en sueños. Le presentaron varias imágenes, pero el Rey Fernando se lamentaba ya que no eran como él la recordaba. En esos días, llegaron a Sevilla tres jóvenes escultores en viaje de estudios artísticos. El Rey los acogió amablemente y ellos, agradecidos, le dijeron que querían regalarle la talla de una Virgen para alguna de sus capillas. El Rey aceptó y les ofreció cuantos materiales necesitaran; pero ellos dijeron que no necesitaban nada, sólo pidieron la «única condición de trabajar sin ser vistos y sin que nadie les molestara».

Se les preparó una habitación para su trabajo y se pusieron manos a la obra. Una de las sirvientas de palacio, al cabo de unas horas, oyó música celestial en el aposento y miró por la cerradura. Los escultores no estaban trabajando, estaban cantando plegarias en medio de un gran resplandor. Fue a comunicárselo al rey, que entró en la estancia y encontró la imagen de la Virgen, exactamente igual a la que había visto en sueños. Los tres escultores habían desaparecido y no había puerta por dónde haber salido. En ese momento se dio cuenta que esos tres chicos eran ángeles y que le habían dejado allí la Virgen como regalo divino. Los centinelas confirmaron que nadie había salido del Alcázar.

Playasenator Sevilla - Virgen de los ReyesLos escultores sevillanos certificaron que era imposible haber tallado aquella imagen en tan poco tiempo y así también fue declarado por el obispo Don Remondo y, considerándolo un milagro, ordenó que se colocara la imagen en la Capilla del Alcázar con el nombre de Nuestra Señora de los Reyes.

Fernando III el Santo (San Fernando), dejó escrito en su testamento el deseo expreso de ser enterrado a los pies de la Virgen de los Reyes, así encontramos que la Virgen pasó a la Catedral de Sevilla, instalándola en el altar de la Capilla Real donde San Fernando tiene su túmulo.

Sevilla tiene mil y una historias y leyendas, ¡no se quede sin conocerlas!

Un artículo de:

Francisco Gómez Leiva

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…
Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta