La provincia de Almería tiene los pueblos más interesantes de toda Andalucía

Almería es una de las provincias más sorprendentes de España, pero también de las más desconocidas. Además de paisajes enigmáticos, parques naturales y playas vírgenes, una de las cosas que menos conocen los turistas son los pueblos de Almería, localidades con mucho encanto y con una historia que se remonta en muchos casos a la Edad de Cobre.

Hemos escogido los 15 pueblos de Almería con más encanto, que van desde la belleza de su desierto, pasando por el verdor de las montañas de la Alpujarra almeriense, hasta el azul de sus playas naturales.

Mojácar

Mojácar

A los pies de la sierra de Cabrera se encuentra Mojácar, uno de los pueblos con más encanto de Almería. Se encuentra dividida en dos partes, la de la costa, donde muchos turistas pasan sus vacaciones de verano, y la parte antigua, un típico pueblo blanco andaluz de calles estrechas y empedradas, decoradas con macetas con flores y desde las que se observan buenas vistas del mar y las montañas. Descubre todo lo que ver en Mojácar, un pueblo blanco de ensueño.

Las Negras

Las Negras

Dentro del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, Las Negras es un pequeño pueblo pesquero que cada vez atrae a más turistas por la calidad de sus playas de aguas cristalinas y, sobre todo, por la tranquilidad que aquí se respira.

Un lugar ideal para una escapada de relax, en un entorno único y con un ambiente muy especial, ya que en Las Negras siempre han habitado comunidades hippies y muchos locales y casas mantienen su aspecto bohemio.

Abrucena

En la falda norte de Sierra Nevada se encuentra Abrucena, un pueblecito de terreno abrupto con las cumbres nevadas del Mulhacén como telón de fondo. En sus alrededores se encuentra El Castillejo, las ruinas de una antigua fortificación de origen árabe, así como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, que se construyó sobre una antigua mezquita.

Sin duda, uno de los pueblos imprescindibles de la Alpujarra almeriense y un destino ideal para los amantes de la naturaleza y de los deportes al aire libre, ya que desde aquí se pueden emprender muchas rutas de senderismo.

Berja

Otro de los pueblos de Almería que no debe pasar por alto es Berja, a 14 kilómetros de la costa y en medio de la sierra de Gádor. La localidad conserva un interesante patrimonio histórico con restos de un antiguo anfiteatro y un acueducto romano. Sin embargo, fueron los musulmanes quienes dejaron un gran legado, que se puede apreciar en sus numerosas fuentes y manantiales. No se vaya sin haber visto antes su bonita plaza Porticada y la iglesia de la Anunciación.

Níjar

Níjar

Níjar es un tesoro del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, un espacio protegido marítimo-terrestre de origen volcánico y de un gran valor ecológico. Como curiosidad, se trata del término municipal más grande de España. En Níjar podrá hacer todo tipo de deportes y actividades de tierra o mar, desde rutas en bicicleta hasta cursos de buceo. Disfrute de la belleza de su costa, de su riqueza geológica y sus magníficos paisajes.

Laroya

La palabra Laroya proviene del árabe y significa “cazuela”, un término que hace referencia al emplazamiento de este pueblo entre las montañas de la sierra de Los Filabres. Aunque Laroya es un sitio excelente para la desconexión y el turismo rural, también posee ciertos lugares de interés como el Museo Etnográfico de El Molino. Quedará sorprendido por su paisaje entre montañas.

Gérgal

A medio camino de la sierra de Los Filabres y el desierto Tabernas se encuentra Gérgal, un pueblo con un paisaje de contrastes muy especial. Lo más destacado de este pueblo es su castillo, una fortaleza de planta cuadrada con cuatro torreones circulares, así como su acueducto y su iglesia Nuestra Señora del Carmen. Asimismo, muy cerca se encuentra el Observatorio Astronómico de Calar Alto.

Tabernas

Tabernas

Además de playas naturales y sierras, Almería tiene su propio desierto. Tabernas es conocido por todo el mundo, aunque no hayan estado allí, ya que en este lugar se han rodado algunos de los westerns más legendarios de la historia del cine. Disfrute de sus paisajes enigmáticos, tome fotografías y visite su castillo de origen nazarí.

Igualmente, no puede faltar una parada a sus poblados del Oeste como el de Oasys MiniHollywood, donde se encuentran los escenarios originales de los spaghetti western, y que alberga también una reserva zoológica. Sin duda, uno de los lugares imprescindibles que ver en Almería.

Agua Amarga

Agua Amarga

Agua Amarga es muy conocida por poseer una de las mejores playas de Almería, de arena fina y aguas transparentes y tranquilas. Este pueblo al norte del parque natural de Cabo de Gata-Níjar es un lugar extraordinario para desconectar de la rutina y disfrutar de un baño en el mar. Aproveche para probar algunos de los platos típicos de la zona como el arroz caldoso, el arroz negro y las migas, así como su pescado y marisco.

Vélez-Blanco

Vélez-Blanco

Al norte de la provincia, Vélez-Blanco es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía, presidido por un imponente castillo de principios del siglo XVI, muy bien conservado y cuyo patio interior se encuentra, ni más ni menos, que en el Museo Metropolitano de Nueva York.

Vélez-Blanco no es solo conocido por su belleza, sino porque muy cerca se encuentran importantes yacimientos arqueológicos como la Cueva de los Letreros, donde se conservan algunas de las pinturas rupestres más importantes de España. Además, es aquí donde se encontró el indalo por primera vez, el símbolo más representativo de Almería.

Laujar de Andarax

Laujar de Andarax

Laujar de Andarax es uno de los pueblos más bonitos de Almería y protagonista de uno de los capítulos más destacados de la historia de la provincia, ya que esta fue la última morada en España del rey musulmán Boabdil, quien se refugió en Laujar tras la conquista de Granada.

Esta localidad sigue conservando su pasado árabe con un trazado irregular de calles estrechas y fachadas blancas. Su iglesia de la Encarnación es conocida como la catedral de la Alpujarra almeriense.

Cuevas de Almanzora

Otra de las localidades con más encanto de Almería es Cuevas de Almanzora. Se trata de uno de los pueblos más antiguos de la provincia, ya que en sus alrededores se hallan numerosos yacimientos arqueológicos de la cultura del Argar como Fuente Álamo, Las Herrerías o El Oficio, que se remontan a la Edad de Bronce.

Su mayor tesoro es su castillo, una fortaleza mandada construir por el Marqués de Vélez en el siglo XVI y que se conserva en muy buen estado. Otros lugares que no debería perderse son sus playas naturales, como la cala de Cristal, la de Dolores o la Invencible

Vélez-Rubio

Vélez-Rubio

Uno de los pueblos más monumentales de Almería es Vélez-Rubio, con un casco urbano bien definido y que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico. Entre sus atractivos destaca su imponente iglesia de la Encarnación, de estilo barroco y neoclásico, levantada a mediados del siglo XVIII. Otros lugares de interés son el Convento de la Inmaculada o el Museo Etnográfico Miguel Guirao.

Ohanes

Ohanes

Ohanes, en el valle de Andarax, es otro de los pueblos de la Alpujarra almeriense que no debería perderse. Rodeado de bancales y cultivos de regadío, disfrutará de agradables vistas de la sierra y montañas. Uno de sus edificios más importantes es la iglesia de la Purísima Concepción, de estilo mudéjar y que sobresale sobre el resto de casas blancas del pueblo.

Carboneras

Carboneras

A orillas del mar, Carboneras es otro de los paraísos del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, una pequeña localidad que sigue conservando su esencia de pueblo pesquero y donde podrá disfrutar de fantásticas playas urbanas y vírgenes como la del Algarrobico o la de los Muertos, donde se han grabado muchas escenas de películas de Hollywood.

La costa de Almería fue durante siglos víctima de los ataques de los piratas berberiscos, y en Carboneras se pueden apreciar muchas fortalezas defensivas como la torre del Rayo, el castillo de San Andrés o la torre de la Mesa de Roldán.

Dónde alojarse

Si está pensando en hacer una ruta por los mejores pueblos de Almería, los hoteles Playadulce Hotel y Playacapricho Hotel son dos excelentes opciones. El primero se encuentra en Aguadulce y el segundo en Roquetas de Mar, dos localidades turísticas y costeras con una ubicación excelente desde la que descubrir los pueblos de Almería, a la vez que disfruta de estupendas playas, restaurantes y opciones de ocio.

Playadulce Hotel de 4 estrellas se encuentra en primera línea de playa de Aguadulce, con piscina y campos de golf muy cercanos. Por su parte, Playacapricho Hotel de 4 estrellas, en Roquetas de Mar, cuenta con un excelente servicio de restaurante buffet, animación, piscinas y áreas de solárium y jardines donde descansar. ¿A qué espera para una escapada de desconexión para descubrir los mejores pueblos de Almería?

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta