Ruta del vino en Cádiz

Si está planeando hacer un viaje por Cádiz, además de sus fantásticas playas y pueblos blancos, uno de los planes imprescindibles que uno no puede perderse es hacer una ruta del vino en Cádiz. Concretamente, las bodegas de Jerez son mundialmente conocidas por la variedad y calidad de sus vinos, y algunas de ellas se encuentran entre las empresas vinícolas más antiguas de España.

Vinos finos, olorosos, amontillados, manzanillas, etc. y también brandys muy apreciados en el mundo entero. No se pierda esta ruta de vinos en Cádiz, la más visitada de toda España, que transcurre por las bodegas más famosas de Jerez de la Frontera, el Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, el conocido como Marco de Jerez.

Bodegas en Jerez de la Frontera

Las bodegas de Jerez se enmarcan dentro de la denominación de origen Jerez-Xérès-Sherry, con vinos que se elaboran a partir de las variedades de uvas Palomino, Pedro Ximénez y Moscatel, y con el sistema tradicional de criaderas y soleras.

Bodegas Tío Pepe

El mítico cartel de Tío Pepe que adorna la fachada de uno de los edificios de la Puerta del Sol es el representante de esta famosa bodega de vinos de Jerez, que forma parte del gran grupo bodeguero González Byass. Fundada de 1835 por un joven emprendedor Manuel María González Ángel, sus más de 150 años de historia avalan la calidad del vino de esta empresa, que continúa siendo una bodega familiar, pasando de generación en generación.

Cata de vinos de Jerez

Durante la visita se recorren los jardines de Villa Victoriana con vistas a los viñedos, y se continúa por las diversas bodegas La Concha, la de los Apóstoles y la de los Reyes, entre otros rincones de sus instalaciones, terminando con la cata de sus marcas más conocidas. Como curiosidad, durante la degustación se pueden ver a los peculiares ratones bebedores de vino. Los anfitriones colocan una copa de caldo en el suelo y una pequeña escalera hasta la que se acercan a beber los pequeños roedores para la sorpresa de los visitantes.

Además de Tío Pepe, otras marcas famosas de González Byass que podrá degustar durante su visita son los conocidos brandy Soberano y Lepanto, muy populares sobre todo en el extranjero.

Bodegas Sandeman

Otra de las bodegas más populares es la de Sandeman, famosa en el mundo entero por sus vinos de Jerez y Oporto. Fundada en 1790, es considerada una de las primeras compañías en publicitar y etiquetar sus vinos y brandys, y desde el principio destacó por su vocación internacional, ya que en el primer cuarto del siglo XVIII ya exportaba sus productos a Europa, Sudamérica y África.

La bodega se ubica en la calle Pizarro y durante la visita se desvelan los secretos que se esconden detrás de la elaboración del vino de Jerez, con una cata de al menos 3 de sus marcas. Por un precio adicional se puede disfrutar también de un surtido de tapas.

Vinos de Jerez

Bodegas Álvaro Domecq

Creada en 1850 bajo el nombre Bodegas Pilar Aranda, fue dirigida por la primera mujer bodeguera del Marco de Jerez. Realizan visitas guiadas para conocer los diferentes tipos de producción de sus brandys, olorosos, finos, etc. que se llevan a cabo a la manera artesanal con el sistema tradicional de soleras y criaderas. La visita es seguida de una cata acompañada con tapas. También ofrecen la posibilidad de almorzar o cenar tras el recorrido, así como hacer visitas a su ganadería Torrestrella y la finca Alburejo.

Bodegas Lustau

La historia de esta bodega se remonta al año 1896, cuando José Ruiz-Berdejo criaba los vinos que después vendía a grandes bodegas exportadoras. Era una bodega almacenista, hasta que en 1950 se ocupó de la exportación de sus propios vinos de Jerez. Ha recibido numerosos premios, entre ellos, la denominación de Mejor Bodega de Jerez en 2014.

La visita al complejo de bodegas Los Arcos en Jerez incluye una cata de 8 vinos. Le conquistará el aspecto catedralicio de este lugar, con sus altos techos y columnas. Un entorno ideal para probar los vinos de Jerez.

Enoturismo

Bodegas en el Puerto de Santa María

El Puerto de Santa María es otro de los pueblos de Cádiz que no pueden faltar en esta ruta de vinos en Cádiz, y cuenta también con algunas de las bodegas más importantes del Marco de Jerez.

Bodegas Caballero

Es una de las bodegas que más ha crecido con el paso del tiempo, ya que ha ido adquiriendo otras empresas de la zona. Nació en 1830 de la mano de José Cabaleiro del Lago y en un principio tuvo su sede en Chipiona, hasta el año 1932 cuando se trasladó al Puerto de Santa María al comprar las antiguas bodegas de José de la Cuesta.

Desde sus comienzos realizó muchas exportaciones a Inglaterra y durante todo este tiempo no ha parado de crecer y vender por todo el mundo. De hecho, las bodegas Lustau pertenecen a este grupo bodeguero. Hoy su sede se encuentra en el castillo de San Marcos, por lo que, además, es una buena oportunidad para conocer este tesoro declarado Bien de Interés Cultural.

Bodegas de Jerez

Bodegas Osborne

La bodega Osborne fue creada en 1772 por Thomas Osborne Mann, un comerciante inglés que se había trasladado a Cádiz para vender los vinos de la zona. Alberga la mejor colección de vinos viejos de Jerez.

Como curiosidad, a esta bodega se debe la famosa valla publicitaria de la silueta negra del toro de lidia, un icono de España en el mundo entero.

Si quiere aprender más en profundidad sobre el mundo de la enología, en la bodega se llevan a cabo diversos cursos, entre ellos, de iniciación a las catas de vinos de Jerez y catas a pie de bota para probar los vinos más exclusivos de la empresa. Además, también organizan cursos para venenciar, la manera tradicional en Andalucía de escanciar una copa de vino extraído directamente de una bota.

Bodegas en Sanlúcar de Barrameda

Esta ciudad cuenta con su propia denominación de origen, las manzanillas de Sanlúcar, que, aunque comparten las variedades de uva y la producción con Jerez, solo se crían en esta localidad y con el proceso de crianza de velo de flor típico de esta tierra. El microclima que se genera en esta ciudad, en la desembocadura del río Guadalquivir y frente a las marismas de Doñana, hace que los vinos de Sanlúcar sean diferentes a los de Jerez.

Marco de Jerez

Bodegas Barbadillo

Sin duda, una de las bodegas más famosas de Sanlúcar de Barrameda. En sus instalaciones se encuentra el Museo de la Manzanilla, el único del mundo dedicado a esta denominación de origen. Se trata de una visita obligatoria para conocer los secretos de la producción de este tipo de vino.

Barbadillo ha sido siempre una bodega innovadora y fue la primera en crear un vino blanco de Jerez. Además de manzanillas también cuenta con jereces, brandys y otros. Organizan muchos tipos de visitas, con diferente número de degustaciones y algunas incluyen aperitivos. La entrada es libre si solo se quieren visitar las bodegas y el museo.

Bodegas Delgado Zuleta

Se trata de la bodega más antigua del Marco de Jerez, con registros de la empresa que datan de 1719. La compañía se fundó con el objetivo de crear un negocio vinícola que se dedicara al comercio con América y llegó a ser proveedora de la Casa Real con Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Igualmente, la bodega alberga el Centro de Interpretación del Vino, un lugar imprescindible para sumergirse en la historia de esta región y conocer los métodos de elaboración de los vinos generosos.

Después de hacer esta ruta de enoturismo y si el viaje le ha sabido a poco, tendrá que realizar una parada en la capital de la provincia, muy cerca del Marco de Jerez. Para ello, consulte nuestro artículo sobre qué ver en Cádiz y dónde comer en Cádiz, y descubra todos los encantos de esta fantástica ciudad a orillas del Atlántico.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta